jueves, 2 de febrero de 2012

Lo que hay detrás de un desfile


Hola! vaya jueves he pasado en Cibeles. He visto todos los desfiles desde las 10:30 hasta las 20:00 de la tarde. Como he actualizado mis estados de Facebook en cada momento contando las impresiones que tenía sobre cada colección, cuelgo en el blog una crónica sobre las sensaciones que hay desde el backstage. Este año he tenido la suerte de vivir la Mercedes Benz Fashion Week Cibeles entre bambalinas. Os dejo la crónica de los desfiles que podréis ver en el número de febrero o marzo de la revista para ipads Vis-à-Vis. Disfrutad la moda porque es algo vivo, en constante transformación y de alcance universal. 








Faltan cinco minutos para que empiece el espectáculo. Afuera todo está preparado. Las celebrities sentadas en la primera fila o front row. En la otra parte, las directoras de moda. Los medios de comunicación nacionales e internacionales ocupan la segunda fila. Los blogueros dominan el tercer escalón. El ambiente es distendido, aunque todos los asistentes desean ver de forma inmediata las novedades del creador. 




Dentro del backstage, las sensaciones son diferentes. Detrás de cada desfile hay una mezcla de nervios, estrés y adrenalina. Un amplio equipo de profesionales formado por maquilladores, peluqueros, estilistas, costureras, modistas e incluso asistentas, contribuyen a que todo esté en su sitio. Cinco minutos antes de empezar el desfile, las modelos están preparadas. Últimos retoques de peluquería, maquillaje y un toque de vaselina en pómulos y mentón para un efecto glossy. Suenan los primeros acordes musicales. El show comienza. 





Las modelos avanzan sobre la pasarela. El andar lánguido y sinuoso se transforma en agitación al dejar los focos. Entre pase y pase, las maniquís sólo tienen 20 segundos para cambiarse. Calzadas sobre tacones, salones y sandalias de 15 centímetros, las chicas corren con la única compañía de los flashes fotográficos. El diseñador no pierde detalle de lo que ocurre. Sin que él lo pida, la costurera extiende el vestido sobre el cuerpo de la modelo. La peluquera repasa el flequillo y la asistente extiende crema corporal sobre los brazos. Todo queda perfecto. 





El cansancio empieza a notarse entre las top. La gran mayoría se descalzan hasta que salen a pasarela. Algunas bostezan con disimulo. Otras sonríen tímidamente ante la petición de los fotógrafos. Mantienen la compostura a pesar de todo. El cierre de la colección llega con el carrusel de las modelos. Las chicas desfilan en el mismo orden del principio mostrando al público las creaciones. Tras ellas, llega el diseñador. Aplausos, saludos y fin de la función. Hasta el próximo año.






1 comentario:

  1. Argggggggg, llévame contigo please!! muy buena esa crónica!!

    ResponderEliminar